sábado, 11 de enero de 2014

La belleza como atributo


Como te lo cuento. Al andar por el centro histórico de la ciudad de Las Tunas la espiritualidad se renueva con la reanimación de múltiples instituciones, que pedía a gritos una restauración.
No solo llaman la atención la pintura y el arreglo a elementos arquitectónicos con dificultades, sino también la adecuada ambientación artística, que en su conjunto ofrecen un buen gusto a tuneros y visitantes.

El mural escultórico del artista plástico  Alexis Roselló, inspirado en la leyenda local del jinete sin cabeza y otros elementos de la arquitectura ecléctica del entorno,  realzan el contenido visual y espiritual en el nuevo tramo del bulevar, en una cuadra de la calle Francisco Varona 
Allí, se combinan funciones de instituciones culturales, comerciales y gastronómicas, que posibilitan mejorías en la estancia de las personas, que transitan por la vial peatonal con diversos fines.
Una combinación de esfuerzos multisectoriales van dejando atrás la imagen deteriora de la bicentenaria urbe, que con los nuevos criterios gubernamentales se rescatan valores patrimoniales y arquitectónicos con tremenda influencia en la convivencia de la ciudadanía y las facilidades para buscar determinados bienes utilitarios
Las instalaciones se ponen en servicio para el pueblo, mientras el proyecto ambiental se extiende hacia otros objetivos  como la restauración del parque central Vicente García, la Plaza Martiana, la Fuente de Las Antillas, obra escultórica emblemática de la famosa escultora cubana Rita Longa, y el memorial Mártires de Barbado, dedicado a la historia del deporte local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada